Para Jugar al aire libre

Cuando alguien menciona el escondite, el balón prisionero, o la gallinita ciega, seguro que recuerdas todas esas horas que pasábamos en la calle, y todo lo que hacías para jugar al aire libre más tiempo.

Cada vez que miramos por la ventana y vemos ese día tan fantástico, nos apetece jugar en espacios abiertos, pero no siempre estamos preparados. En esta sección os presentamos ideas para jugar al aire libre en todas las edades. Descubre la importancia de jugar fuera de casa, y pásatelo en grande durante horas con tu familia o amigos.

Para jugar en la piscinaweb
Os proponemos unas cuantas opciones para jugar en la piscina, y que te lo pases genial entre amigos. Toma nota!

Juegos para jugar al aire libre con niños

para jugar en la piscina

Todos los juegos con los que crecimos son válidos para jugar al aire libre con niños. Desde aquí te proponemos algunos de los más entretenidos, y con los que nos tirábamos horas y horas sin mirar el reloj.

Carrera de sacos

Este juego es muy conocido en todo el mundo, estando presente en muchas culturas. Sólo necesitaréis unas bolsas de basura grandes, y terreno para hacer la carrera lo suficientemente larga. Ideal para jugar al aire libre.

Sólo debes introducirte dentro de la bolsa agarrándola con las manos, y llegar el primero a la meta dando saltos y sin caerte.

El juego del pañuelo

Este juego nunca pasará de moda. Es uno de los clásicos, y se juega por equipos de al menos 4 personas. Alguien tendrá que ponerse en el medio sujetando un pañuelo. Será el encargado de decir uno de los números asignados previamente a cada uno d elos componentes de los equipos.

La persona cuyo número se ha dicho en alto, deberá ir a por el pañuelo y regresar a su «casa» sin que el compañero del otro equipo que también tenía el mismo número le coja.

El que no consiga llevar el pañuelo a su «casa» queda eliminado.

En busca del tesoro

para jugar en la piscina

Lo mejor de este juego es que no necesitamos ningún material, porque usaremos lo que tengamos alrededor. Elije un sitio al aire libre donde los niños puedan jugar sin peligro. Cuando lo tengas, elegid entre todos cuál va a ser el tesoro (una piedra, un palo…), y escóndelo sin que lo vean.

Lo mejor es hacer un mapa o dejar pistas ocultas para que puedan encontrarlo.

Carrera de globos

Si hace mucho calor, este juego para jugar al aire libre es fantástico. Se trata de hinchar pequeños globos de agua, y hacer una carrera colocándolos en cucharones de cocina. El que llegue a la meta el primero sin que se le caiga el globo, gana.

Pompas de jabón

Parece algo muy sencillo, pero los niños se quedan hipnotizados con las pompas de jabón. Ocupa muy poco, y nos dará un buen rato de juegos con los más pequeños. Encima ya se venden un montón de complementos para que sea una actividad fantástica para jugar al aire libre, consiguiendo pompas gigantes, o un montón de pompas al mismo tiempo.

El teléfono escacharrado

Este juego es para jugar todos juntos y echarte unas risas. Nos ponemos en círculo, y el primero le dice al segundo una frase o un trabalenguas. El segundo deberá decirle al tercero lo que ha entendido, y así sucesivamente. Lo mejor es escuchar lo que ha entendido el último, ya que normalmente no tiene nada que ver con lo que dijo el primero.

Atrapa la cola del dragón

Éste es un juego tradicional de China, y consiste en formar una fila (que sería el dragón), y la cabeza deberá intentar atrapar a la cola. Para jugar sólo hay que sortear quién sera la cabeza y quién la cola, formar la fila con las manos en los hombres del de delante, y correr de un lado a otro para desconcertar a la cola y así poder atraparla.

Si la fila se rompe, el que vaya en la cabeza pasará a la cola, y el segundo será la nueva cabeza del dragon que debe atrapar la cola.

Prepárate para jugar al aire libre y sus beneficios

para jugar en la piscina

Debemos potenciar que los niños salgan a jugar fuera de casa, ya que conseguirás muchos beneficios que no se encuentran en el interior.

Las consolas y la televisión han ocasionado que muchos niños pasen demasiadas horas encerrados en casa sin salir, y cuando se alarga esta situación en el tiempo, puede ser contraproducente para su evolución como persona.

Para jugar al aire libre sólo basta con tener algunas actividades preparadas. Cuando salgas con tus pequeños, y una vez que has preparado donde vais a pasar el día, o la tarde, es el momento perfecto para jugar a juegos tradicionales, o juegos de nueva generación, aunque estos no tienen tantos beneficios como los tradicionales.

Estos juegos tradicionales potencian la sociabilidad y la comunicación, ya que participan muchos niños en un mismo juego, y aprenden cómo deben comportarse y disminuye su timidez.

También desarrollan la actividad física al ser la mayoría juegos psicomotores, dando la oportunidad de descubrir el mundo exterior que les rodea. Y los juegos tradicionales con canciones desarrollan la capacidad rítmico-temporal, y hacen que agranden su vocabulario.

Lo más importante es que los niños podrán encontrar las soluciones necesarias a los problemas que se les plantee, consiguiendo que sean más independientes. Nuestra misión será conseguir que los más pequeños lleguen a tomar sus propias decisiones, y que si se equivocan, puedan modificar su opinión y conseguir acertar.

Estos juegos para jugar al aire libre fomentan todo esto de lo que estamos hablando y mucho más, ya que desarrollan otras muchas herramientas que influirán de forma positiva en su crecimiento y desarrollo. Liderar un grupo, cooperar, ceder a las peticiones de los compañeros…, son sólo algunos de los ejemplos de los que estamos hablando.

Si tienes alguna duda sobre organizar una tarde de juegos dentro de casa o al aire libre, no te lo pienses más. Jugar al aire libre siempre será mucho más beneficioso en todos los sentidos para los más pequeños, ayudándoles encima a desarrollar capacidades y herramientas que les servirán a lo largo de toda su vida.

Nuestro consejo es que prepares al menos una vez a la semana una tarde para jugar al aire libre. Los beneficios no tardarán en manifestarse en los más pequeños.