Para Jugar adultos

Asegúrate de que no hay niños cerca porque en esta sección vamos a hablar de juegos para jugar adultos, y sólo adultos.

Sexo, palabrotas, terror, humor negro, imágenes no aptas para menores, contenido explícito… Deja de buscar porque por fin te mostraremos un surtido de juegos para que te diviertas sin límite y sin tapujos (por favor, abstenerse tímidos y personas sin imaginación). ¿A qué estás esperando para empezar a jugar?

Quizás te interese ver también:
Para Jugar dos
Para Jugar con amigos
Para Jugar a juegos de mesa

Los mejores momentos para jugar adultos

Lo fantástico de jugar es que tienes beneficios sin importar la edad que tengas. En la infancia es una parte clave imprescindible, pero para el adulto también lo es.

En los niños, el juego es donde se practican las habilidades necesarias para desarrollar sus cuerpos, sus mentes, y sus habilidades sociales. Gracias al juego pueden investigar el mundo que les rodea.

Todos hemos jugado de niños, y hemos disfrutado sin prejuicios ni límites. ¿Acaso no guardáis buenos recuerdos de vuestros juegos de la infancia?

Por desgracia, conforme van pasando los años vamos dejando de jugar, y ni siquiera nos preguntamos si hay juegos para jugar adultos. La tendencia es pensar que los juegos son para niños, y eso se pierde con la edad.

El juego es considerado como una actividad infantil (como mucho podemos verlo como una terapia en las personas de avanzada edad), pero no olvidemos que la gran mayoría de jugones se encuentran entre los 20 y los 35 años.

Sí, es cierto que para las generaciones pasadas el jugar se consideraba una pérdida total de tiempo, pero ahora mismo ya no necesitas ninguna justificación para pasar un buen rato con tu pareja o con adultos como tú. Es algo fundamental, y muy sano, encontrar juegos para jugar adultos.

¿Existen juegos perfectos para jugar adultos?

Antes de nada, tienes que saber que jugar es una fuente perfecta de relajación para el cuerpo y el cerebro, dejándonos desarrollar la creatividad y la imaginación. Jugar con tu pareja es una forma fantástica para cuidar vuestra salud mental.

Hay muchas personas que aún se preguntan cuáles son los mejores juegos para jugar adultos, y si todos tienen una temática erótica o hay más variedad. Justo por ese motivo hemos creado esta sección, y que así despejemos todas tus dudas.

Es cierto que muchos incluyen insinuaciones sensuales, grandes dosis de erotismo, o están creados específicamente para el sexo, pero hay una gran variedad que simplemente están dirigidos a un público maduro y responsable. Sea como sea, no suelen ser aptos para otro tipo de público.

No nos equivocaremos si decimos que a muchísimos adultos les gusta jugar a los videojuegos, juegos de mesa, drones, juegos de rol…, y dentro de esa gran variedad podemos encontrarnos con los juegos para jugar adultos. Precisamente ahora que debemos pasar más tiempo en casa debido al confinamiento, es el momento perfecto para darle salida a estos tipos de juego, ya sea en forma de juegos de mesa para adultos, o de otras variedades en los que intervenga un poco más la imaginación (y no nos estamos refiriendo al Monopoly, guiño, codazo, guiño).

Lugares para jugar adultos

Siempre es importante encontrar tiempo para jugar a pesar de estar ocupados trabajando y con horarios imposibles de cumplir. Si no se pudiera cumplir, por lo menos hay que encontrarlo una vez a la semana. El juego te permitirá ser más flexible en tu día a día, y ser más creativos, y con un corazón y espíritu libres.

Literalmente te proporcionará ocasiones para disfutar sin restricciones, y liberar tu imaginación. Si esto es cierto, entonces por qué dejamos de jugar? Quizás porque pensamos que deberíamos usar nuestro tiempo en cosas más «importantes» o «productivas», pero no podemos subestimar los beneficios de los juegos para jugar adultos.

El juego nos enseña a gestionar nuestras emociones y nuestros deseos, y es importante para nuestra salud como el dormir bien o hacer ejercicio. Los juegos para jugar adultos nos ayuda a aliviar el estrés, y a conectar con los que nos rodean de una forma perfecta.

Como tenemos personalidades diferentes unos de otros, nos gusta jugar de muy distintas maneras, de un modo activo o pasivo, compartiendo, compitiendo…, pero el juego siempre estará ahí, y puede transformar nuestra actitud y hacernos mucho más felices.