Para jugar a baloncesto

El baloncesto ha cambiado con el paso de los años, y la mejora de la condición física y las nuevas características del juego han hecho que para jugar a baloncesto debas estar realmente preparado.

Te proponemos ampliar tus conocimientos y desarrollarlos para que jugar a este deporte sea un auténtico placer estés donde estés. Aprende las reglas y diviértete con estos consejos para jugar a baloncesto.

Ahorra 5,80 EUR PELLOR Canasta Aro de Baloncesto Ajustable,150CM/170CM Aro de Blaconcesto con Balancesto para Niños y Infantils

Quizás te interese ver también:
Para jugar a Deportes
Para Jugar al billar
Para jugar a los Dardos

La edad ideal para empezar a jugar a baloncesto

Todos los padres siempre se han preguntado cuál es la edad ideal de nuestros hijos para jugar a baloncesto. Casi todos los expertos aconsejan que la mejor edad para comenzar es entre los 5 y 9 años, ya que los niños han desarrollado sus capacidades motoras sobre esa edad, contando con una buena coordinación.

Pasar, tirar y botar es el ejercicio perfecto para potenciar estos aspectos de nuestros hijos a esta edad. Recuerda que lo más importante es que se diviertan y se lo pasen bien. La etapa competitiva y más deportiva vendrá varios años después, no es necesario focalizar el juego en mejorar su técnica.

Normalmente se busca crear jugadores versátiles que puedan jugar a baloncesto en diferentes roles, ya que las opciones ofensivas y defensivas son cada vez mayores.

La psicología deportiva es cada vez más importante en la formación de nuestros hijos, al igual que la motivación grupal en equipo. Y eso nos lleva a preguntarnos que factores son los más importantes para conseguir un jugador completo.

No hay que olvidar que el baloncesto es uno de los deportes más practicados, teniendo seguidores a miles dentro y fuera del campo. Es dinámico, es rápido, y está repleto de movimiento, y los niños que se preparan para jugar a baloncesto sólo quieren pasar un buen rato.

Jugar desde niño reportará grandes beneficios, tanto físicos como psicológicos, permitiendo un desarrollo bastante equilibrado. Por eso los padres eligen este deporte para iniciar a sus hijos, y que se diviertan al mismo tiempo.

Simplificando, el baloncesto se juega con las manos entre 10 jugadores, 5 de cada equipo, y gana quien más puntos consigue en todo el partido. Tú sólo tienes que tener en cuenta 3 reglas básicas de juego, porque el resto se derivan de ellas: cada equipo puede llevar hasta 12 jugadores (5 en el campo y 7 en el banquillo), y hacer cambios durant todo el partido; cada equipo defiende una de las dos canastas, y ataca la otra; el partido lo gana el equipo que haya metido más puntos en la canasta del rival, ya sea de un punto, dos, o tres.

Calentamiento para jugar a Baloncesto

Antes de entrar de lleno en el calentamiento necesario para jugar a baloncesto, habría que preguntarse si debemos motivar a nuestros hijos previamente. Recuerda que el propio acto de jugar a este deporte es algo ya de por sí divertido y entretenido. Sólo deberás motivar correctamente a los que aún no les apetezca jugar.

El calentamiento es algo vital, como con cualquier deporte, y deberás distribuirlo en acciones específicas individuales y grupales. De esta forma evitaremos las lesiones más frecuentes y las más dolorosas. Debes calentar bien, y debes hacerlo correctamente, porque cualquier deporte de alto rendimiento requiere una preparación previa adecuada.

Las reglas iniciales para jugar a baloncesto fueron redactadas por James Naismith a finales del sigo XIX, y ya tenía en cuenta un calentamiento más fuerte que un simple trote. El baloncesto requerirá un calentamiento específico, y dependiendo de la posición elegida, habrá que añadirle algunos ejercicios extra para desarrollar las habilidades necesarias.

Las posiciones se dividen en interiores y exteriores, denominando juego interior las acciones más cercanas a la canasta, y las exteriores más allá de la línea de triple. Las exteriores cuentan con los roles base, escolta y alero, y las interiores, con ala pivot y pivot.

El primer ejercicio siempre se aconseja que sea una pequeña carrera a velocidad baja, pudiendo añadirle el levantar las rodillas, los talones, y una carrera lateral para rotar los tobillos y las caderas.

Después de esto podréis realizar un calentamiento estático, botando el balón mientras se cambia el ritmo, la dirección, o las entradas a canasta. También puedes realizar pases entre jugadores directamente, o picados en el suelo. Una buena variante es usar varios balones para desarrollar la concentración.

Los tiros son también importantes, y podrás hacerlo desde diferentes posiciones. Aunque lo que es clave de verdad es ensayar jugadas como si fuera un partido real, simulando diferentes posiciones donde los jugadores irán rotando.